UN PARAISO PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO

BIENVENIDOS A NUDISMO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR. LUGAR DE PROMOCIÓN DE LOS EXCEPCIONALES PARAJES PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO QUE ENCIERRA LA COMARCA, DONDE UN ENTORNO NATURAL PRIVILEGIADO Y UN CLIMA EXTRAORDINARIO SE DAN LA MANO

El Campo de Gibraltar es una comarca de la provincia de Cádiz, concretamente la más meridional de ella y por lo tanto de toda la península ibérica. Las singulares condiciones que se dan en ella, hacen que sea un destino para la práctica del nudismo de una calidad extraordinaria, vinculada a una costa aún a salvo del turismo de masas y donde la armonía del desnudo con el entorno cobra una enorme fuerza. En este espacio trataremos desde los enclaves, su evolución y estado, a toda clase de temas vinculados a la filosofía del nudismo, su defensa y promoción.
EL NUDISMO ES ALGO TAN SENCILLO COMO DESARROLLAR TU PROPIO"YO", BUSCANDO LA ARMONÍA ENTRE TU CUERPO, LA NATURALEZA Y TUS SEMEJANTES.

ENTRE QUE SE PUEDA LLEGAR EN VEHÍCULO O A PIE A UNA PLAYA HAY UNA GRAN DIFERENCIA...SOBRE TODO PARA LA PLAYA

miércoles, 20 de julio de 2016

BENDITO LEVANTE

Ahora que hace unos días ha pasado uno de los temporales veraniegos de levante y con la cabeza bien aireada me ha dado por escribirle a él, al viento que consigue que estos lugares sean a día de hoy lo que son, con una costa sin turismo de masas ni ultra urbanizada.

Hasta principios de los años 80 Tarifa era un pequeño pueblo de pescadores con una industria turística casi testimonial. Allí no iba nadie, pues en verano el levante se dedicaba a chafar esos maravillosos días de sol a cualquier bañista que por allí estuviera. Por ello quienes disfrutábamos de esas playas éramos los locales o cercanos, que sin mucho esfuerzo podíamos aprovechar las jornadas de moderación eólica para acercarnos a sus inigualables playas.

Ensenada de Bolonia (Tarifa) un día de fuerte levante


Cómo explicamos en nuestro catálogo de playas, el mismo viento que condenaba a Tarifa al ostracismo turístico, fue quién le trajo las bondades del mismo a través de los deportes de viento. Pero para entonces los militares aún ocupaban de forma activa buena parte de su litoral, además de que la corriente conservacionista medioambiental ya se encontraba arraigada ampliando territorios y con una ley de costas que, ojo avizor, velaba por que no se siguieran cometiendo atrocidades y desmanes urbanísticos en nuestro litoral.


Así las cosas, este levante que nos ha tenido durante 6 días sin poder aparecer por la playa, a riesgo de que toallas, pareos o sombrillas salieran volando hasta casi la cercana África, sigue haciendo de filtro a la hora de plantearse unas más o menos largas vacaciones por la zona. Si, el levante sigue manteniendo esto en unas condiciones envidiables...¡bendito levante!

Más sobre el viento en el Estrecho: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario