UN PARAISO PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO

BIENVENIDOS A NUDISMO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR. LUGAR DE PROMOCIÓN DE LOS EXCEPCIONALES PARAJES PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO QUE ENCIERRA LA COMARCA, DONDE UN ENTORNO NATURAL PRIVILEGIADO Y UN CLIMA EXTRAORDINARIO SE DAN LA MANO

El Campo de Gibraltar es una comarca de la provincia de Cádiz, concretamente la más meridional de ella y por lo tanto de toda la península ibérica. Las singulares condiciones que se dan en ella, hacen que sea un destino para la práctica del nudismo de una calidad extraordinaria, vinculada a una costa aún a salvo del turismo de masas y donde la armonía del desnudo con el entorno cobra una enorme fuerza. En este espacio trataremos desde los enclaves, su evolución y estado, a toda clase de temas vinculados a la filosofía del nudismo, su defensa y promoción.
EL NUDISMO ES ALGO TAN SENCILLO COMO DESARROLLAR TU PROPIO"YO", BUSCANDO LA ARMONÍA ENTRE TU CUERPO, LA NATURALEZA Y TUS SEMEJANTES.

ENTRE QUE SE PUEDA LLEGAR EN VEHÍCULO O A PIE A UNA PLAYA HAY UNA GRAN DIFERENCIA...SOBRE TODO PARA LA PLAYA

NOS GUSTA ESTAR DESNUDOS CUANDO ES POSIBLE Y DESEABLE, VESTIDOS CUANDO RAZONABLE Y NECESARIO

viernes, 28 de septiembre de 2018

INCENDIO EL CAÑUELO 1/8/2018, LO QUE EL FUEGO NO QUEMÓ

El pasado día 1/8/2018 se declaraba un incendio en el paraje conocido como Monte Camarinal, este lugar concretamente está situado entre la duna de Bolonia y la playa del Cañuelo, una de nuestras referencias nudistas.

A diferencia del fuego de Guadalquitón que vivimos en directo hace 3 temporadas, en esta ocasión no nos encontrábamos en la playa, evitándonos lo inquietante de vivir desde la playa cualquier incendio de cierto tamaño. Cómo no podía ser de otra forma, desde el primer momento nos interesamos por la evolución del incendio, su origen y avance. Lo primero que nos llamó poderosamente la atención fue el origen del incendio, como se aprecia perfectamente en estas fotos de INFOCA.



A la vista de las mismas y apoyándonos en nuestro amplio conocimiento del terreno, nos aportaban varios datos objetivos:
-A escasos metros del frente litoral. El fuego solo puede extenderse en un ángulo de 180º
-En el límite de una zona deforestada, hacia donde tampoco podría propagarse.
-Con accesos muy complicados sin posibilidad de abandonar rápidamente el lugar.
-Apenas a 200 metros de una torre de vigilancia con cámaras y sobre todo, junto a una zona militar con presencia permanente de vigilantes.

Aún con estos datos que nos muestran gran evidencia de que seguramente estemos ante un caso de siniestro fortuito, los medios de comunicación y algunos colectivos cada vez más desacreditados, no tardaron en hablar de pirómanos, leyes, corrupción, grandes zonas quemadas y desastres ecológicos. La verdad es que gracias a la siempre extraordinaria labor de los dispositivos de extinción, la superficie quemada fue de unas 27 hectáreas de matorral y pino de repoblación.

Pocos días después estuvimos allí, donde grabamos este pequeño video.

   

Por cierto, el pasado 10 de septiembre pudimos vivir, esta vez si en directo, como otro incendio se iniciaba justamente en la contigua urbanización Atlanterra, que hacia el noroeste se extiende fuera de la vista de El Cañuelo. Enseguida tomó virulencia, pero una vez aparecieron los helicópteros de extinción, apenas tuvo 1 hora de duración. El problema es que se ubicaba exactamente en la vertical del parking allí existente. Esperamos que no llegase a mayores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario