UN PARAISO PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO

BIENVENIDOS A NUDISMO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR. LUGAR DE PROMOCIÓN DE LOS EXCEPCIONALES PARAJES PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO QUE ENCIERRA LA COMARCA, DONDE UN ENTORNO NATURAL PRIVILEGIADO Y UN CLIMA EXTRAORDINARIO SE DAN LA MANO

El Campo de Gibraltar es una comarca de la provincia de Cádiz, concretamente la más meridional de ella y por lo tanto de toda la península ibérica. Las singulares condiciones que se dan en ella, hacen que sea un destino para la práctica del nudismo de una calidad extraordinaria, vinculada a una costa aún a salvo del turismo de masas y donde la armonía del desnudo con el entorno cobra una enorme fuerza. En este espacio trataremos desde los enclaves, su evolución y estado, a toda clase de temas vinculados a la filosofía del nudismo, su defensa y promoción.
EL NUDISMO ES ALGO TAN SENCILLO COMO DESARROLLAR TU PROPIO"YO", BUSCANDO LA ARMONÍA ENTRE TU CUERPO, LA NATURALEZA Y TUS SEMEJANTES.

ENTRE QUE SE PUEDA LLEGAR EN VEHÍCULO O A PIE A UNA PLAYA HAY UNA GRAN DIFERENCIA...SOBRE TODO PARA LA PLAYA

lunes, 25 de abril de 2016

TURISMO CULTURAL / ARQUEOLÓGICO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR 2ª PARTE

Segunda entrega de la sección específica sobre el turismo cultural-arqueológico, dentro de nuestra serie dedicada al turismo complementario al nudismo en la comarca campogibraltareña. En esta ocasión vamos a hablaros del yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Carteia, de la población de Tarifa y de la fortaleza medieval de Castellar de la Frontera.

Carteia
En el transcurso de las guerras púnicas, cuando Roma vence a Cartago en el siglo III a.C. estos se establecen en la Carteia fundada por los cartagineses un siglo antes. A partir de entonces estos amplían notablemente la ciudad, llevando a cabo un proceso de monumentalización de la misma. Posteriormente y dada su relevancia, le fue concedido el título de Colonia Libertinorum Carteia en el año 171 a.C., convirtiéndose así en la primera colonia latina fuera de Italia.


Mediante un amplio recorrido por el emplazamiento estratégico en el que se halla ubicada, en la bahía de Algeciras y a escasos metros de la playa de Guadarranque, podremos ver como está conformada por una muralla púnica, un templo romano de época republicana, una piscina de planta basilical, un edificio termal, varias"domus"(viviendas)romanas, una factoría de salazones y un gran edificio de la época del emperador Augusto. Se ve completado su amplio patrimonio con varias necrópolis tardorromanas (s.VI d.C.) y un teatro romano de grandes dimensiones, que aprovecha para su edificación el terreno natural donde se asienta el graderío.

Fuente.- Consejería de cultura, Junta de Andalucía

Tarifa
Llegar a Tarifa supone visitar el punto geográfico europeo más próximo al africano. Tan solo 14 kms. de anchura que ponen en relación al Mediterráneo y al Atlántico: dos mares, dos continentes y dos costas(la del sol y la de la Luz) que se dan la mano en una ciudad cuya solera deberá descubrir por sí mismo el visitante.


Sobre cimientos fenicios y romanos, los musulmanes forjaron un aciudad decisiva en la relación hispano-africana. A estos orígenes debemos su nombre-del militar Tarif Ibn Malluk 710-. La importancia de la ciudad se afianza en siglos posteriores con la construcción de una formidable alcazaba. Al día de hoy 1056 años contemplan el Castillo de Guzmán, auténtico orgullo de los tarifeños. Recorrer el perímetro amurallado de la ciudad antigua es volver a aquella época. Los recodos, la particular distribución de calles, plazas y viviendas configuran un casco antiguo declarado de interés histórico-artístico. De clara influencia morisca, el blanco de la cal pervive con elementos netamente andaluces como rejas, forjas y portones. Los patios-mediterráneos por excelencia-nos enseñan su pasado y monumentos como pozos, fuentes, corrales y prisiones testimonio de su dilatada historia.

Fuente.- Oficina de turismo de Tarifa.

Castellar de la Frontera. La singularidad de un pueblo dentro de una fortaleza nazarí
Declarado monumento histórico-artístico, el antiguo Castellar de la Frontera y su castillo ofrecen hoy día al visitante un regalo de sensaciones, puestas de manifiesto en sus intrincadas callejuelas primorosamente encaladas, en sus innumerables rincones cargados de exuberantes flores, en sus ventanas abiertas a la naturaleza o en cualquiera de sus espacios que nos evocarán tiempos pasados.


La historia de este castillo se inicia en el siglo XIII, cuando era frontera del reino nazarí, desde entonces el mismo sufrió diversos asedios y colonizaciones. Posteriormente y dada la falta de recursos, la emigración hizo estragos en la población, esto unido a la construcción en 1971 por parte del instituto nacional de colonización del nuevo pueblo de Castellar en las vegas de La Almoraima, provocó su prácticamente total despoblamiento. En aquella época el emergente movimiento hippie buscaba lugares como el que se encontraron en Castellar, no tardando mucho en colonizar de nuevo el antiguo pueblo. De aquellos artistas y bohemios aún quedan hoy un buen puñado por allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario