UN PARAISO PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO

BIENVENIDOS A NUDISMO EN EL CAMPO DE GIBRALTAR. LUGAR DE PROMOCIÓN DE LOS EXCEPCIONALES PARAJES PARA LA PRÁCTICA DEL NUDISMO QUE ENCIERRA LA COMARCA, DONDE UN ENTORNO NATURAL PRIVILEGIADO Y UN CLIMA EXTRAORDINARIO SE DAN LA MANO

El Campo de Gibraltar es una comarca de la provincia de Cádiz, concretamente la más meridional de ella y por lo tanto de toda la península ibérica. Las singulares condiciones que se dan en ella, hacen que sea un destino para la práctica del nudismo de una calidad extraordinaria, vinculada a una costa aún a salvo del turismo de masas y donde la armonía del desnudo con el entorno cobra una enorme fuerza. En este espacio trataremos desde los enclaves, su evolución y estado, a toda clase de temas vinculados a la filosofía del nudismo, su defensa y promoción.
EL NUDISMO ES ALGO TAN SENCILLO COMO DESARROLLAR TU PROPIO"YO", BUSCANDO LA ARMONÍA ENTRE TU CUERPO, LA NATURALEZA Y TUS SEMEJANTES.

ENTRE QUE SE PUEDA LLEGAR EN VEHÍCULO O A PIE A UNA PLAYA HAY UNA GRAN DIFERENCIA...SOBRE TODO PARA LA PLAYA

sábado, 27 de mayo de 2017

LA NATURALEZA DE NUESTRAS PLAYAS

Algo que ya hemos destacado por aquí en varias ocasiones, es cómo el denominador común de todas las playas campogibraltareñas aquí promocionadas es su eminente condición de naturales. Esto quiere decir que las encontraremos con ausencia de construcciones e infraestructuras de cualquier tipo, además de estar rodeadas de naturaleza salvaje y sin apenas alteración humana.

En ellas los espigones, aportes de arena, dragados o cualquier otra manipulación brilla por su ausencia. Esto hace que las mismas cambien en función de los caprichos de la naturaleza, que en ellas campa sus anchas, incluso de un día para otro podremos llegar a encontrarnos con cambios sustanciales en su configuración o aspecto.

Desembocadura lacustre del arroyo Guadalquitón, al fondo entre la neblina la silueta del Peñón.

Buena prueba de ello es el cambio que al inicio de esta temporada 2017 y una vez pasada la época de lluvias presenta la desembocadura del arroyo Guadalquitón en la playa del mismo nombre. Ahora el arroyo se ha saltado el meandro final, seguramente por efecto de la colmatación, quedando ahora una laguna de agua dulce mucho más cercana a la orilla del mar y la cual alberga mucha vida.

Como conclusión diría que la mayoría de las veces no hay nada mejor que dejar a la naturaleza actuar a su antojo...que para eso es sabia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario